Parece mentira

Un pescado colisiona en pleno aire con un avión comercial

La Semana Santa es famosa entre religiosos por la restricción de la carne roja, con la adopción de una alimentación basada en pescados. Pero en abril de 1987, los principales diarios de los Estados Unidos informaron de la colisión entre un avión de Alaska Airlines y un salmón. Por coincidencia, era primero de abril y tradicionalmente, la prensa de Estados Unidos publica bromas en el famoso "Día de la Mentira", en general, con noticias absurdas y fantasiosas. En aquel año, sin embargo, la información era verdadera.

El 30 de marzo, el vuelo 61 despegó de Seattle, WA, con destino a Anchorage, AK, con escalas en Juneau, Yakutat y Cordova. El único cambio en la rutina era la presencia de un inspector de la FAA (Federal Aviation Administration, en su sigla en inglés), que debería chequear a la tripulación en ruta hasta el destino final. Nada inusual.

En la segunda pierna del vuelo, después del despegue, durante una curva a la izquierda, para evitar las montañas al oeste, manteniendo una razón de ascenso constante, los tripulantes avistaron una gran águila acercándose a la izquierda, en un rumbo que coincidía con el curso de la aeronave. Los pilotos percibieron que pasarían bajo el ave si el animal prosiguiera en su ruta de vuelo, pero, en caso contrario, el choque sería inevitable y los daños en la aeronave no serían de los menores. Tal vez el águila haya tenido la misma percepción, considerando que aquel enorme “predador” blanco representaba una seria amenaza a su vida. En una acción rápida, el pájaro se sumergió en curva hacia el sur, soltando la presa que traía en sus garras. En aquel instante, los pilotos y el checador de la FAA asistieron en cámara lenta a lo increíble: un pescado "volaba" hacia el 737.

El salmón golpeó la aeronave justo detrás de la última ventana izquierda de la cabina. El ruido seco del impacto fue seguido de un breve momento de silencio y un frenético flujo de informaciones de los instrumentos para verificar la integridad de los sistemas. Después de la confirmación de que el avión seguía volando normalmente, los pilotos se preguntaban: "Realmente golpeamos lo que creemos que golpeamos?".

Ante el choque con el pescado, la tripulación llamó el despacho de la empresa en Juneau y, a pesar de las circunstancias, obtuvo aprobación para llevar el Boeing por lo menos hasta la siguiente etapa. Sólo sería necesaria una inspección en el suelo.

Como Yakutat se encuentra en una de las regiones más remotas de Alaska, la empresa tuvo que enviar un mecánico hasta allí en un pequeño avión. Evidentemente, la noticia llegó al aeropuerto antes de las aeronaves y, mientras el 737 carreteaba, una pequeña multitud se aglomeraba para ver el avión que había chocado en vuelo con un pescado.

Muchos tuvieron la certeza de que esa era la excusa más absurda para justificar algún problema en el avión. Sin embargo, el mecánico descartó cualquier grave daño, siendo que la única avería en el Boeing era un abollado debajo de la ventana de la cabina. El salmón se resumió a un rastro de sangre y algunas escamas en el fuselaje.

Muchos creen que el "Salmon Thirty Salmon" (arriba) es un homenaje a esa extraña historia. Sin embargo, Alaska Airlines asegura que la pintura es un homenaje a Alaska y su industria pesquera, el sector que es uno de los mayores clientes de la aerolínea. El nombre es un juego de palabras con 737, una broma con la pronunciación de salmón en el inglés americano [samn], similar a la pronunciación del número 7 [sevn].

Un pescado en la Administración de Océanos y Atmósfera

                    Otro caso parecido ocurrió en 2014, cuando un Gulfstream GIV del NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) chocó con un pescado, también soltado por un pájaro, durante la carrera de despegue en la base aérea de MacDill, en Florida. La tripulación del GIV escuchó un golpe durante la carrera y abortó el despegue, presumiendo que habían alcanzado un pájaro. Después de regresar al patio para una inspección externa, los tripulantes encontraron un pez plateado con bandas negras en los laterales incrustado en la raíz del ala.

El daño se resumió en un amasado en el borde de ataque del ala. El pescado fue enviado al Smithsonian Feather Identification Laboratory en Washington, D. C. para análisis.


Noticias Boeing 737-800 Alaska Airlines FAA Gulfstream GIV NOAA

GUIA DE COMPRAS 2019

Suscríbete

PDF/Android
1 año
iPad/iPhone
1 año

Assine InnerPDF/AndroidiPad/iPhone
1 año1 año
Ediciones1212
Comprando por separado, pagaríasUSD 23,88USD 23,88
Suscríbete ahora porUSD 9,99USD 9,99
Descuento
AhorrasUSD 13,89USD 13,89
Dividido sin intereses en la tarjeta de crédito
Suscribiéndote ahora también RECIBES DE REGALO
GUIA DE COMPRAS 2019

Algunos valores podrán cambiar, de acuerdo con la cotización del dólar