Cuidado máximo

Un estudio muestra cómo el covid-19 se puede propagar durante un vuelo

La investigación muestra cómo reducir la exposición a los riesgos y qué factores pueden contribuir a la contaminación


Los protocolos de seguridad a bordo ayudan a mitigar considerablemente los riesgos de contaminación durante el vuelo

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

Responsable de causar importantes impactos en la industria de la aviación, la pandemia de coronavirus afectó no solo a la organización de la red aérea, sino principalmente a la forma en que las empresas limpian y acomodan a los pasajeros antes y durante un vuelo.

Estas medidas, por muy orientadas a la seguridad sanitaria, buscan no solo tranquilizar a los viajeros, sino que también son esenciales para la supervivencia del transporte aéreo regular en una época turbulenta.

Después de casi un año de cierres de fronteras, reducción drástica de la demanda y el retiro de cientos de aviones, hoy mantener la flota restante en tierra por algunas semanas más podría significar el cierre de una aerolínea.

Con un flujo de caja ajustado y costos crecientes, la industria de las aerolíneas trabaja contra el tiempo para buscar soluciones inmediatas que garanticen la seguridad de todos y aún así garanticen su supervivencia.

Ante un escenario complejo y sin precedentes, los investigadores y especialistas en enfermedades infecciosas están divididos sobre el regreso de los viajes aéreos y hasta qué punto un vuelo puede considerarse seguro.

Las aerolíneas y los aeropuertos han implementado protocolos de salud muy estrictos en casi todo el mundo, y las aerolíneas intentan asegurarse de que no haya ninguna persona infectada con covid-19 a bordo, incluidas las pruebas obligatorias que deben realizarse horas antes del vuelo. Los aeropuertos instalaron cámaras térmicas en varios puntos de la terminal y ampliaron las medidas de distancia social. A bordo, los filtros HEPA tienen una tasa de eficiencia de alrededor del 99,7% para eliminar virus y bacterias en el aire.

Aún así, los investigadores de Nueva Zelanda buscan comprender mejor los riesgos de infección durante los viajes aéreos, que van más allá del avión, pasando por todo el proceso entre el origen y la llegada al destino. Recientemente se descubrió que una pareja que volaba desde Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, a Auckland, en Nueva Zelanda, fueron el epicentro del brote al infectar a otros cuatro pasajeros que se encontraban cerca.

Entender el caso

El 29 de septiembre de 2020, un vuelo salió de Dubai con escala en Kuala Lumpur, Malasia y luego aterrizó en Nueva Zelanda. El estudio encargado por el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda encontró que siete de los 86 pasajeros a bordo dieron positivo cuando realizaron la cuarentena obligatoria de 14 días. Diagrama de vuelo Covid-19

Lugar de origen de los pasajeros del vuelo que comenzó en Dubai y terminó en Auckland

Los pasajeros infectados eran de cinco países antes de llegar a Dubai, todos estaban sentados en cuatro filas durante el vuelo de 18 horas. Según un comunicado oficial, los pasajeros dijeron que la aerolínea no requería pruebas de PCR negativas para covid-19 antes de abordar. Cinco pasajeros infectados dijeron que dieron negativo días antes del vuelo. Los pasajeros llamados A, B, D, F y G dijeron que usaron máscara y guantes durante todo el tiempo que estuvieron en el avión, mientras que los pasajeros C y E dijeron que no usaron ningún tipo de protección facial en parte o en todo el vuelo.

En cumplimiento de la cuarentena obligatoria de 14 días, se descubrió que el pasajero A fue la primera persona en experimentar los síntomas y dar positivo al coronavirus el 1 de octubre, seguido por el pasajero B, el acompañante del viajero.

El pasajero C, aún sin síntomas, mostró resultado positivo por coronavirus el 3 de octubre, seguido por los pasajeros D, E y F, y G tiene evidencia de no haber sido infectado durante el vuelo, pero fue el acompañante del pasajero F.

“Los resultados destacan el valor de considerar a todos los pasajeros internacionales que llegan a Nueva Zelanda como posiblemente infectados, incluso si la prueba se realizó antes de la salida. Se siguió la distancia y el espaciamiento social y se utilizó equipo de protección personal durante el vuelo”, concluyeron los investigadores.

Sin embargo, cabe mencionar que las pruebas se realizaron incluso antes de que los pasajeros llegaran al aeropuerto, lo que posibilitó que la contaminación ocurriera lejos del entorno de vuelo. Además, entre dejar el punto de origen, hasta llegar al destino, pasa por varios procesos potencialmente contaminantes.

Con el estudio, las aerolíneas podrán lidiar mejor con los protocolos sanitarios vigentes, dejando la alerta de que, a pesar de las medidas preventivas, existe la posibilidad de Infección durante un viaje, independientemente del clima.

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

 
Por Gabriel Benevides

Publicado em 12 de Enero de 2021 a las 15:50


Noticias Noticias de aviación avión aviación covid-19 vuelo Dubai Auckland contaminación