Moda keynesiana

South African Airways negocia un préstamo de US$ 1.200 millones

El acuerdo debe involucrar el apoyo estatal en el proceso de reestructuración de la aerolínea


El cierre generado por Covid-19 agravó la situación de South African Airways Con su futuro incierto, South African Airways (SAA) ha ganado otro capítulo en su plan de salvación. El proyecto, preparado por especialistas en recuperación de empresas en dificultades, prevé una ayuda financiera de 21.000 millones de rand (US$ 1.200 millones).

La cantidad es suficiente para que la compañía atraviese el período actual de la crisis del coronavirus, permitiendo una supervivencia hasta que el sector de las aerolíneas presente la reanudación a escala global. A pesar de los desacuerdos internos, el gobierno sudafricano está luchando para negociar las deudas de la compañía con sus acreedores.

A mediados de mayo, a la compañía se le otorgó un plazo de 25 días para elaborar un plan de rescate, que no descarta la posibilidad de una nueva compañía estatal, que reemplace la actual o incluso use la misma marca, pero divida a la compañía en dos. El proceso es similar al adoptado en Brasil en el momento de Varig, separando los activos de los pasivos, algo que también se llevó a cabo en Italia, en un intento por rescatar a Alitalia.

Si South African Airways no obtiene un préstamo de emergencia, una segunda alternativa sería la apertura de una nueva compañía controlada por el Departamento de Empresas Públicas (DPE), para hacerse cargo de todos los activos de la aerolínea. El DPE sería responsable de asumir todos los costos financieros de la creación de una nueva empresa, así como de ser responsable de negociar las deudas existentes de SAA. En este caso, el préstamo de US$ 1.200 millones sería exclusivo de los costos de reestructuración.

No es la primera vez que la empresa recurre al gobierno en busca de ayuda financiera. En los últimos tres años, el gobierno ha contraído más de US$ 1.070 millones de deuda para mantener SAA en funcionamiento. La enorme deuda y los pasivos misceláneos son el resultado de la mala gestión del pasado que obstaculizó el desarrollo de la empresa, incluso ante el considerable crecimiento del mercado de la aviación comercial en todo el mundo, incluida Sudáfrica.

Por el escenario 2020, además de la crisis financiera de larga data, la compañía vio a toda su flota permanecer en el suelo debido a la pandemia del nuevo coronavirus, que aún amenaza el despido masivo de empleados.

Si el préstamo estatal no se materializa, podría ser el final de la aerolínea que completó 86 años de historia, siendo no solo la aerolínea principal en Sudáfrica, sino una de las más importantes en todo el continente africano.

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

Por Gabriel Benevides

Publicado em 5 de Junio de 2020 a las 10:00


Noticias Noticias de aviación aviones South African Airways SAA covid-19 coronavirus reestructuración África