Conquista del espacio

La Tierra es azul: los 59 años de la misión Vostok 1

La historia de Yuri Gagarin, el ser humano pionero que viajó por el espacio.


La imagen de Yuri Gagarin con el traje de cosmonauta se convirtió en un icono de la cultura popular en la década de 1960

Hace exactamente 59 años, la humanidad descubrió que la Tierra era azul. El hallazgo fue realizado por el joven cosmonauta soviético, Yuri Gagarin, quien además de contemplar la belleza del planeta, también abrió una gran ventaja en la carrera espacial al convertirse en el primer ser humano en ser enviado al espacio.

La Unión Soviética había tomado la delantera en la incipiente conquista espacial enviando el primer satélite artificial, pero después confirmó su capacidad con el exitoso lanzamiento de la Vostok 1, que llevó a un ser humano al espacio.

LEE TAMBIÉN

La Vostok 1 tenía un pequeño espacio para un solo miembro de la tripulación e hizo un vuelo de solo 1h48

El vuelo tuvo lugar a 169 kilómetros, en órbita terrestre baja, y duró solo 108 minutos, marcando una nueva fase en el desarrollo aeroespacial en todo el mundo. Después del corto viaje, de menos de dos horas, Gagarin regresó a la superficie de forma segura, consagrándose como un héroe soviético y un ícono mundial.

Con solo 27 años, Gagarin hizo historia, pero su historia no era muy diferente a la de la mayoría de los niños nacidos en la década de 1930, ya bajo el régimen de Josef Stalin. Nacido en una granja comunitaria en las afueras de Kluchino, en la parte occidental de la Unión Soviética, vio a sus hermanos mayores capturados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y trabajó en el campo cuando era niño. Cuando era adolescente, comenzó su curso en la escuela técnica industrial en Saratov, donde estudió moldeo y fundición, con una pasantía en una fábrica de tractores en las afueras de Moscú.

Durante su estancia en Saratov, se inscribió voluntariamente en un club de vuelo local, donde comenzó a volar en pequeños biplanos durante el fin de semana y durante meses pasó a volar el Yak-18. Al mismo tiempo, todavía trabajaba en un muelle en el río Volga, donde obtuvo un pequeño ingreso extra. Completó la educación técnica en 1951, yendo a trabajar en una fundición hasta que fue aceptado en la escuela piloto de Orenburg cuatro años después. En ese momento, estar en el ejército garantizaba un mejor salario y un poco de seguridad, algo raro en la Unión Soviética.

Gagarin en el momento en que voló un Yak-18 en el aeroclub de Saratov

Después de dos años como cadete, en 1957, se convirtió en piloto de MiG-15 y fue enviado a la base aérea de Luostari, cerca de la frontera noruega. Con el avance del proyecto espacial, Gagarin fue uno de los veinte pilotos seleccionados para el entonces programa tripulado de alto secreto.

El proyecto Vostok 1 avanzaba rápidamente y el entrenamiento para futuros cosmonautas (designación rusa para astronauta) tenía niveles de demandas físicas, psicológicas y técnicas superiores al promedio de toda la fuerza aérea.

Aún así, algunas características personales ayudaron al candidato en el proceso, como el tamaño físico y el historial personal. Con solo 1,57 m y un peso de 69 kg, Gagarin se destacó entre sus colegas. Además, para el régimen, el hecho de que el futuro cosmonauta fuera campesino y trabajador en una fundición fue muy atractivo desde el punto de vista político y publicitario. Por lo tanto, Gagarin fue elegido para la misión pionera.

[Colocar Alt]

Nave Vostok 1, en exhibición en el museo RKK Energiya, en las afueras de Moscú

La nave espacial Vostok fue la culminación de la tecnología de su tiempo, siendo un conjunto de dos módulos, con una longitud total de 4,40 m, un diámetro máximo de 2,40 m y un peso de 4.730 kg. El primer módulo tenía la cápsula tripulada, que acomodaba a una persona de una manera muy restringida. El segundo módulo, que sería descartado antes del reingreso, llevaba equipo general, como instrumentos, antenas, propulsores, entre otros.

Después del lanzamiento, desde el cosmódromo de Baikonur (actualmente en Kazaquistán), la misión Vostok 1 alcanzó su pico a 327 km de altitud y un perigeo de 169 kilómetros. El aterrizaje tuvo lugar 1 h 48 min después, confirmando que la próxima frontera era realmente el espacio.

Relaciones estrechas

En ese momento, el mundo estaba observando la disputa entre los lados soviético y occidental, con una feroz carrera por la superioridad tecnológica. Dominar el espacio significaba estar, literalmente, por encima del rival. Incluso con buen ánimo a principios de la década de 1960, Gagarin fue aclamado en todo el mundo, incluido Estados Unidos. En una gira mundial, el único cosmonauta de 27 años pasó por varios países.

El viaje llamado "Misión de Paz", fue en la práctica un anuncio del régimen soviético, que aprovechó sus avances en el campo espacial para promover su gobierno. Independientemente de las intenciones políticas detrás de la misión, el viaje de Gagarin fue el fortalecimiento de la relación entre la Unión Soviética y varios países.

 SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

Por Edmundo Ubiratan

Publicado em 13 de Abril de 2020 a las 16:20


Noticias Noticias de aviación avión nave espacial carrera espacial Vostok 1 URSS Yuri Gagarin cosmonauta astronauta