Otra empresa azul

El fundador de Azul anuncia nueva aerolínea en los Estados Unidos

Breeze enfocará sus operaciones en mercados secundarios con vuelos directos entre ciudades medianas y pequeñas


Imagen conceptual de la pintura que será adoptada por Breeze Airlines

El fundador de Azul, David Neeleman, solicitó a las autoridades estadounidenses autorización para iniciar otra aerolínea, la quinta creada por el empresario. El anuncio se produce veinte años después de la creación de jetBlue y doce años después de la fundación de Azul.

El empresario brasileño, erradicado en los Estados Unidos, presentó documentación ante el Departamento de Transporte y la FAA, la agencia de aviación civil estadounidense, para comenzar a operar con Breeze hasta fin de año. La compañía se centrará en el mercado de bajo costo, pero se centró en vuelos directos entre ciudades pequeñas y medianas.

La compañía presenta la propuesta de explorar nuevos nichos de mercado, apostando por ciudades secundarias que generalmente están conectadas solo por conexión con grandes centros, sin opciones de vuelo punto a punto.

"Breeze proporcionará un servicio ininterrumpido entre localidades que actualmente no cuentan con servicios significativos o accesibles", dijo Neeleman, CEO y presidente de Breeze, en un comunicado de prensa.

El nuevo Airbus A220 será la base de la futura flota de Breeze

A diferencia de jetBlue, con sede en Nueva York, Breeze tendrá sus operaciones centralizadas en Salt Lake City, la principal ciudad del estado de Utah, en el medio oeste de los Estados Unidos. Además de su ubicación privilegiada en términos geográficos y climáticos, la ciudad es famosa por ser la sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida como la iglesia mormona, a la cual pertenece Neeleman.

La elección de Salt Lake se considera estratégica, ya que está cerca de los principales mercados, como California, Colorado y Texas, pero dentro de un área con pocos vuelos directos entre ciudades secundarias medianas.

Los Airbus A220 están configurados con filas de 5 asientos (2 + 3) y la capacidad puede alcanzar 145 asientos.

En palabras del ejecutivo, "quedan muchos" restos "que los grandes han dejado", en referencia a la gran cantidad de ciudades con potencial para el transporte aéreo, pero poco atendidas por compañías consolidadas o sin vuelos regulares.

"Hoy, estamos entusiasmados de presentar planes para la aerolínea más hermosa del mundo", dijo Neeleman. La empresa mantiene el predominio del azul, como en las últimas empresas creadas por el emprendedor, pero adopta un patrón visual más moderno.

La compañía fue designada originalmente como Moxy, un nombre de código provisional que se consideró como un nombre oficial. Según Neeleman, el nombre ni siquiera fue elegido para jetBlue en 1999. Sin embargo, la cadena de hoteles Marriott recientemente adoptó la marca Moxy en una de sus cadenas de hoteles. “No creo que ellos [Marriott] estuvieran necesariamente a favor de usar ese nombre. Entonces, terminamos usando el nuevo nombre”, explicó.

La nueva compañía deberá usar inicialmente algunos Embraer 195 de Azul, así como la compañía brasileña que comenzó a operar con dos E190 recibidos de jetBlue en 2008. Sin embargo, la flota Breeze deberá estar compuesta en el futuro por el Airbus A220, configurado entre 130 y 140 asientos, aunque la capacidad máxima es de 145.

 

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

 
Por Edmundo Ubiratan

Publicado em 8 de Febrero de 2020 a las 14:51


Noticias Noticias de aviación Aviones Embraer E-190 Airbus A220 Azul Breeze jetBlue David Neeleman EE.UU.