Drogas con estilo

Avión estrella de Netflix termina carrera de drogas

Los distribuidores usan aviones de lujo para transportar cocaína y armas


Gulfstream III es incendiado después de ser abandonado por narcotraficantes

  • Sea parte del grupo de la revista AERO en Telegram haciendo clic aquí

El domingo pasado (12), el ejército guatemalteco descubrió que un Gulfstream III, que lleva el número de registro estadounidense N450BD, había sido empleado en el transporte de drogas. El avión violó el espacio aéreo guatemalteco en las primeras horas de la mañana, aterrizando cerca del municipio de El Chal, en la región centro-norte del país.

Tan pronto como las unidades militares llegaron a la escena, el avión fue encontrado en llamas. Actualmente, los narcotraficantes han intensificado la destrucción de aviones como una forma de destruir evidencia que podría comprometer el esquema de estos grupos.

En los últimos años, los grupos de narcotráfico han ampliado significativamente el uso de un avión de negocios para transportar drogas en América Central y del Sur. Aviones como el Hawker 800, Gulfstream II y III se han vuelto cada vez más comunes en los cielos de México, Guatemala y Belice, volando ilegalmente y con grandes cantidades de cocaína y otras drogas.

Modernizado por el tráfico

Es de destacar que muchos de estos aviones, a pesar de ser viejos, de más de treinta años, se han convertido en una gran atracción de los carteles al combinar costos de compra más bajos y una mayor capacidad de transporte, además de la velocidad mucho más alta de un pequeño avión turbopropulsor o pistón.

Tan pronto como se adquiere legalmente en los Estados Unidos o México, el avión obtiene registros clonados o se ha cancelado como una forma de evadir a las autoridades de cualquier sospecha, falsificando documentación y registros que pueden pasar desapercibidos en una operación diaria, pero que se descubren fácilmente en una investigación policial.

Las autoridades señalaron que, en algunos casos, los carteles comenzaron a instalar el llamado kit de silencio, un sistema supresor de ruido montado en la parte posterior del motor, haciendo que el avión sea más discreto durante sus operaciones.

Estrella de Netflix

El 3 de junio, se encontró un Gulfstream II en una pista clandestina en el municipio mexicano de Mapastepec, después de ingresar a México a través de la frontera con Guatemala. Como en otros casos, el avión que fue incendiado deliberadamente por el grupo criminal. Curiosamente, el avión, matrícula XB-NRX, se utilizó en algunas escenas de la serie El Señor de los Cielos, disponible en Brasil por Netflix, que coincide con la historia de un narcotraficante mexicano.

La revista AERO informó recientemente dos historias que involucran aviones comerciales para el uso de narcotraficantes, como un Hawker 125 que fue encontrado abandonado por el ejército guatemalteco y un Gulfstream II que se dividió en dos después de aterrizar sin combustible en Belice.

Las autoridades temen que las milicias y los carteles latinoamericanos empleen cada vez más aviones sofisticados para transportar drogas y armas, lo que les da a los delincuentes una ventaja considerable en el éxito de sus actividades.

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

Por Gabriel Benevides

Publicado em 31 de Julio de 2020 a las 10:00


Noticias Noticias de aviación avión Gulfstream GII GIII narco netflix Hawker 800 distribuidor de cocaína jet México