Oportunidades de crisis

Ante la pandemia, Delta Air Lines avanza en la reestructuración de flota

La crisis del coronavirus aceleró el crionograma de permanencia de los aviones, retirando prematuramente los Boeing 777-200 y 737-700


Dieciocho aviones 777-200 serán reemplazados inmediatamente por los Airbus A350, más eficientes

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

La baja demanda generada por la pandemia obligó a Delta Air Lines a adelantarse a la reestructuración de su flota de aviones, retirando definitivamente varios modelos del servicio. Uno de los aspectos más destacados es el fin de operaciones del Boeing 777-200, que realizará su último vuelo el 31 de octubre.

El retiro del triple siete sigue a la decisión de Delta de retirar otros modelos, como el MD-90 y el 737-700, que dejaron de operar a principios de año. La decisión de finalizar los vuelos con el 777 se produjo tras un análisis de costes, donde se hizo más factible retirar de la flota los dieciocho aviones del tipo, en lugar de mantener la flota en stock esperando una mejora en la demanda internacional.

"Estamos realizando cambios estratégicos y económicos en nuestra flota para responder al impacto de la pandemia de covid-19, al tiempo que nos aseguramos de que Delta esté bien posicionado para la recuperación en la parte posterior de la crisis", dijo Gil West Delta Chief Operating Officer Aerolíneas.

La decisión de retirar el 777 llegó en mayo, en las primeras semanas del cierre casi global de fronteras. Además del gigante bimotor, Delta también anticipó el retiro de Mad Dog a principios de junio, antes del pronóstico inicial de dejar de volar el modelo solo en 2022.

La estrategia de poner fin a la carrera del 777, aunque anticipada, está dentro de la planificación a medio plazo de Delta, que ya planificó la modernización de la flota de largo radio con el Airbus A350 XWB, así como la renovación de los modelos regionales con el A220. De hecho, la aerolínea recibió el primer A220 producido en los Estados Unidos, ampliando su asociación con el fabricante europeo.

Delta también aprovechó para retirar de su flota de diez Boeing 737-700, que permaneció en la compañía solo doce años y que serán reemplazados por Airbus A220 en las principales rutas regionales o de medio alcance.

Con la despedida del 777-200 programada para el 31 de octubre, se espera que el Airbus A350-900 sea el sucesor inmediato de uno de los aviones de Boeing más exitosos y de la mayoría de las aerolíneas del mundo. Así, es de destacar que Delta Air Lines, una de las principales aerolíneas de Estados Unidos, no ha mostrado interés en adquirir el 777-300ER, la versión de mayor capacidad de la familia triple siete, ni siquiera el nuevo 777-9, dando preferencia por el modelo Airbus como su principal avión de largo alcance.

A contrapelo del pesimismo del mercado, Delta está aprovechando la crisis del sector para renovar gran parte de su flota, tendencia que deberían seguir varias empresas a nivel mundial. El momento actual presenta condiciones de financiamiento y negociaciones más favorables, que pueden representar una diferencia competitiva en el plazo.

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

Por Gabriel Benevides

Publicado em 3 de Noviembre de 2020 a las 09:45


Noticias Noticias de aviación avión Airbus A220 A350 Delta Air Lines Boeing 777 777-9 737 737-700 covid-19 pandemia modernización