Infierno blanco

Aerolínea con sede en la ciudad más fría del mundo vuela con aviones de la era soviética

Con el sugerente nombre de Polar, la empresa opera en una de las regiones más inhóspitas del planeta


El Antonov 24 es uno de los principales aviones de la flota de Polar Airlines, que opera principalmente en regiones remotas

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

Aunque poco conocida incluso en Rusia, Polar Airlines se encarga de conectar gran parte del vasto territorio ruso, interconectando zonas especialmente remotas y sin conectividad con otros medios de transporte. La compañía también se destaca por ser una de las únicas en el mundo que aún vuela con una flota de aviones soviéticos, producidos entre las décadas de 1940 y 1960.

La flota está formada principalmente por helicópteros de transporte Antonov An-24, An-2 y Mil Mi-8. La edad promedio de los aviones de Polar es de alrededor de 40 años, lo que va en contra de las empresas occidentales que valoran aviones más nuevos y eficientes.

Aunque existen modelos más modernos con capacidad para operar en pistas no preparadas, la justificación es el tipo de operación de Polar, que vuela especialmente en la región de la República de Sakha, región ubicada en la parte oriental de Rusia, cubriendo el Océano Ártico. La sede de la empresa, por cierto, está en Yakutsk, considerada la ciudad más fría del mundo, donde la temperatura media anual es de -8,8º C, en invierno puede superar los -60º C.

Los Antonov An-24 y An-26 se produjeron en la época de la Unión Soviética y ya sienten el peso de la edad.

Con una red enfocada a destinos poco rentables, con clima extremo, el uso de aviones confiables y baratos ha sido la opción más atractiva durante los últimos 23 años. La empresa creada en 1997 surgió a raíz del colapso del entonces gigante Aeroflot, que abandonó casi todos sus vuelos en los primeros años después del fin de la Unión Soviética.

Los helicópteros Mi-8 operan en áreas aún más aisladas y extremas de Rusia, donde la temperatura puede superar los -60ºC.

Sin embargo, con la avanzada edad de los aviones, la empresa ya sufre la falta de repuestos y personal técnico especializado. Tanto es así que Polar Airlines tiene previsto remodelar por completo su flota para el 2025. El intervalo también está justificado, la compañía espera que la entrada de servicio para aviones como el Ilyushin Il-114-300, que tiene planeado el primer vuelo para finales de este año será encargados de sustituir al cansado Antonov An-24, con posibilidad de incorporar en un futuro el Sukhoi Superjet 100 y el Irkut MC-21. Los dos últimos tienen un fuerte incentivo de Moscú para que las aerolíneas rusas comiencen a volar los últimos aviones diseñados en el país.

La red de la compañía se concentra casi en su totalidad en destinos sin conexión aérea con el resto del mundo

Por ahora, Polar es una de las únicas compañías que todavía vuela con alma desde la época soviética, en un país que ha sido inundado por modelos de Airbus, Boeing y Embraer durante las últimas tres décadas.

  • Recibe noticias de AERO directamente en Telegram haciendo clic aquí

SUSCRÍBETE A AERO MAGAZINE AL, CON HASTA 76% DE DESCUENTO

Por Gabriel Benevides

Publicado em 15 de Septiembre de 2020 a las 16:00


Noticias Noticias de aviación avión Boeing Airbus Embraer Antonov Illyushin Il-114 Sukhoi Superjet MC-21 Irkut An-24 Mil-8 Yakutsk